Ultimo momento
  Portada | Municipales
|
Regionales | Provinciales | Nacionales | Información general | Policiales | Política | Sociedad | Deportes | Clasificados | Videos | Contacto |
 
 
 
 
 
Últimas noticias
MUNICIPALES
Acto Oficial Conmemoración del fallecimiento del General San Martín
 
DEPORTES
Comenzó Torneo Clausura de la Liga de Futbol Seniors
 
SOCIEDAD
Dra. Marianela Hanndorf nueva defensora de pobres y ausentes de Catriel
 
 
 
REGIONALES || 2018-02-11 18:17:33
Dos enfermeros a juicio por la beba quemada en 25 de Mayo
imprimir comentar enviar
Una mujer y un hombre van a juicio. Los imputados que se desempeñaban como enfermeros en el Hospital Jorge Ahuad cuando una recién nacida sufrió graves quemaduras tras ser expuesta a un caloventor.

La audiencia de ofrecimiento de prueba en la causa en la que están imputados dos enfermeros por quemar con un caloventor a una beba recién nacida en la localidad de 25 de Mayo se desarrolló esta semana en General Acha.

La audiencia, previa al debate oral y público, fue presidida por el juez de Control Gastón Boulenaz. El Ministerio Público estuvo representado por el fiscal Juan Bautista Méndez y la abogada María Eugenia Bolzan, quien se desempeña como fiscal adjunta en 25 de Mayo.

El Diario pudo saber que los imputados por el grave hecho ocurrido en 2015 son una mujer y un hombre que en ese momento se desempeñaban como enfermeros en el Hospital Jorge Ahuad, de la localidad del suroeste provincial. Ambos son defendidos por el abogado Juan Ravianle.

Los papás de la pequeña participan como querellantes en la causa. Sin bien no estuvieron presentes en esta audiencia, sí lo hizo su patrocinante, el abogado Salamone, quien adhirió a las medidas de prueba solicitadas por la Fiscalía.

Los enfermeros se encuentran imputados por el delito de “lesiones graves culposas” por el importante daño que recibió en una pierna la beba, figura a la que también se sumó la querella.
Ahora se espera que el juez defina la fecha para el comienzo del juicio contra ambos acusados, quienes podrían recibir una pena de hasta tres años de prisión.

El caso

El grave caso de mala praxis, que tuvo repercusión a nivel nacional, ocurrió el 5 de abril de 2015 en el hospital veinticinqueño cuando Victoria, una beba que nació prematuramente, tuvo que ser trasladada a una clínica de Neuquén luego de que en el nosocomio del sur provincial le provocaran graves quemaduras con un caloventor.

La beba, que nació con siete meses de gestación, fue atendida después del parto por los médicos en 25 de Mayo, quienes posteriormente determinaron que fuera trasladada a una clínica de Neuquén. Los familiares no pudieron verla en ningún momento y fue la abuela la encargada de acompañarla en la ambulancia en el traslado.

Al llegar a Neuquén, los profesionales de la Clínica Pasteur detectaron rápidamente que la niña tenía lesiones, por lo que pidieron a los empleados del Hospital Jorge Ahuad que la habían trasladado que le explicaran a la propia abuela lo que había ocurrido. “Tenía la pierna morada, casi negra, llena de ampollas”, describieron los facultativos de la vecina provincia.

La abuela de Victoria dijo en aquella ocasión que “empleados del hospital de 25 de Mayo me dijeron que la niña, mientras era asistida luego del nacimiento, requería más calor y por ese motivo debieron ponerle un caloventor. Me dijeron que a causa de eso se había quemado un poquito”.

En el centro de salud neuquino le informaron a la familia que la beba había sufrido quemaduras de 2º y 3º grado, que le habían afectado principalmente la pierna derecha pero que también le provocaron lesiones en la pierna izquierda y en las manos.

Días después fue sometida a una intervención quirúrgica, en donde se le amputó parte del pie derecho. Los médicos le quitaron los dedos y parte de la planta del pie, el más afectado por las quemaduras.

Investigación administrativa

En paralelo a la causa penal, la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA) inició un sumario para investigar las responsabilidades administrativas de las autoridades y el personal del hospital de 25 de Mayo.

En ese marco declararon los médicos que intervinieron en el caso y el director del hospital en ese momento, Marcelo Güemes.

La FIA solicitó también la intervención de los organismos vinculados con la defensa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Además, requirió información al Ministerio Público Fiscal de la III Circunscripción Judicial, con asiento en General Acha, sobre el legajo penal en el que fueron imputados los dos enfermeros que ahora serán enjuiciados.

El exdirector Güemes reconoció lo ocurrido en el nosocomio y aseguró que se había tratado de un “accidente”, lo que atribuyó a que el centro de salud no contaba con los equipamientos necesarios.
 
DIARIO DE LA PAMPA 
Noticia sponsorizada por
 
 
 
Concepto :: soluciones inteligentes