Ultimo momento
  Portada | Municipales
|
Regionales | Provinciales | Nacionales | Información general | Policiales | Política | Sociedad | Deportes | Clasificados | Videos | Contacto |
 
 
 
 
 
Últimas noticias
DEPORTES
Alicia Reina participará del Desafío Ruta 40 Sur
 
SOCIEDAD
Entre Lomas: La Provincia multó a petrolera por transportar crudo sin las correspondientes guías
 
INFORMACION GENERAL
Obras teatrales y Acto Oficial por el Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia
 
 
 
POLICIALES || 2017-02-13 05:29:44
Poco avance en la investigación por la tragedia de Catriel
imprimir comentar enviar
La causa iniciada en noviembre, cuando cinco obreros sufrieron una intoxicación mientras trabajaban en una conexión cloacal, todavía no tiene imputados. El fiscal Marcelo Gómez recibió la semana pasada las actuaciones iniciadas por la fiscal adjunta.

El lugar en que se produjo la intoxicación que le costó la vida a Mauro Malmoria y le provocó daños a otros cuatro trabajadores.

A casi tres meses de la tragedia en Catriel que le costó la vida a un operario de Rimsol, mientras trabajaba en una cámara cloacal, la justicia no avanzó en la causa que todavía no tiene imputados.

El 19 de noviembre de 2016 Mauro Malmoria de 22 años falleció producto de una intoxicación con un gas tóxico mientras trabajaba a unos cuatro metros de profundidad en un tramo de la red cloacal de Catriel, sobre la calle Córdoba, en el barrio Carod. Otras cinco personas resultaron afectadas y tuvieron que ser hospitalizadas, y días más tarde recibieron el alta médico aunque algunos de ellos todavía tienen secuelas de la intoxicación.

Por la tragedia la justicia investiga al municipio, a Aguas Rionegrinas (ARSA) y a la empresa de Bahía Blanca Rimsol, que tenía la adjudicación de la obra para mejorar la red cloacal en la zona del incidente.

La investigación comenzó bajo la órbita de la fiscal adjunta de Catriel Analía Díaz, quien tomó varias declaraciones, solicitó información del contrato y otra documentación al municipio y a la empresa. ARSA estaba encargada de fiscalizar la obra. La causa llegó a manos del fiscal Marcelo Gómez la semana pasada y recién se comenzó a analizar el expediente y la prueba que juntó Díaz.


Investigación compleja

Desde la fiscalía aseguraron que la investigación “es compleja” ya que el expediente cuenta con mucha información técnica producto de los informes que se realizaron en el lugar. Actualmente la obra está paralizada y en la zona hay un intenso olor nauseabundo.

Gómez podría promover acción está semana, aunque no hubo confirmación. Desde la fiscalía informaron que el expediente ingresó durante la feria judicial y que por esa razón la semana pasada llegó a manos del fiscal quien “ya está trabajando” en la investigación.

La justicia le solicitó información al municipio por el contrato que hizo con la empresa bahiense por esas obras de cloacas y a ARSA por ser responsable de la red cloacal de toda la provincia y el ente regulador del trabajo.

Además se analizarán las declaraciones que tomó la fiscal Díaz durante las primeras semanas después de la tragedia.

Dos de las víctimas del gas sulfhídrico que declararon ante la fiscal Díaz aseguraron que el capataz de la obra, que también fue víctima de la intoxicación, los había contratado de forma irregular.

La justicia deberá determinar el grado de responsabilidad de las partes involucradas.

El capataz de la obra, también oriundo de Bahía Blanca, volvió a su ciudad de origen. La fiscal no le tomó declaración ya que podría ser indagado en la causa y llamado a declarar en calidad de imputado.


Cinco personas sufrieron intoxicación

El sábado 19 de noviembre una cuadrilla de trabajadores de la empresa Rimsol y un operario de ARSA trabajaban en una cámara cloacal en la esquina de las calles Córdoba y Rumania, en el barrio Carod de Catriel. Malmoria bajó a una de las bocas, a unos cuatro metros de profundidad, para realizar una tarea pero comenzó a perder el conocimiento, pidió ayuda y se desmayó. Los compañeros fueron a socorrerlo y dos de ellos también se desmayaron en la cámara. Con ayuda de vecinos y el resto de la cuadrilla lograron subirlos a la superficie pero Malmoria murió antes de llegar al hospital. Cinco personas fueron hospitalizadas y estuvieron al menos una semana en terapia intensiva.

“Siento que mi cuerpo tiene diez años más”

Hugo Bartivas (53 años), una de las víctimas de la intoxicación, es empleado de ARSA y ese día trabajó junto a la cuadrilla de Rimsol porque estaba de guardia.

El sábado se realizó una resonancia magnética en Cipolletti y todavía está con licencia médica.

“Lo que yo siento es que después de ese día tengo 10 años más. Así siento mi cuerpo”, expresó el trabajador quien no quiso dar más detalles porque todavía no lo llamaron a declarar.

Tampoco declaró Claudio Varreto (52) quien era el capataz de la obra y fue señalado por Néstor Sánchez (29) y Braian Huencahuel (25), como la persona que los contrató.

El Departamento Provincial de Aguas, Aguas Rionegrinas y la municipalidad de Catriel son investigados por el incidente registrado el 19 de noviembre.

RíoNegro
Noticia sponsorizada por
 
 
 
Concepto :: soluciones inteligentes